Ancón: La historia de los pescadores artesanales que conservan los recursos marinos

A bordo de su embarcación, Abelino “Mayumi” Ramírez, pescador artesanal con varias décadas de experiencia y tenaz defensor de la pesca responsable en Ancón, da la bienvenida a los visitantes que llegan a Punta Mulatos, zona de nuestro litoral localizado al extremo sur de dicha bahía, rica en especies de peces, aves y mariscos.

“Mayumi”, cuenta que sus amigos de la caleta lo llaman así porque ese es el nombre de su pequeña embarcación, a la cual bautizó así en honor a su hija.

Junto con otros 600 hombres de mar, y con apoyo del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), del Ministerio del Ambiente (Minam), está comprometido con la promoción y el respeto a la biodiversidad y la protección del océano.

Limpieza y autorregulación

“Hacemos limpieza en el fondo del mar con buzos y reciclamos el aceite de las embarcaciones gracias a un concentrador. Además, hemos sensibilizado al pescador y a los visitantes de la bahía. Ancón es una playa de todos y queremos cuidar lo nuestro”, afirma, precisando que esa labor de limpieza no se hacía antes en ese territorio marino.

Como parte de sus experiencias ecoamigables, ellos también han establecido mecanismos de autorregulación en su actividad, pues eso permite un mayor crecimiento de las especies hidrobiológicas.

La pandemia y la economía

La pandemia de la Covid-19 afectó sus actividades productivas. Él y sus colegas vivieron las angustias propias del confinamiento sanitario obligatorio y la tristeza por haber perdido a compañeros de trabajo que fueron víctimas de esa enfermedad.

“No ha sido fácil. Hemos perdido a varios amigos, pero debemos seguir adelante para llevar alimento a nuestras familias”, comenta mirando al horizonte, mientras conduce su embarcación por las aguas del mar de Ancón rumbo a Punta Mulatos, ecosistema que forma parte de la Zona Reservada de Ancón.

Asimismo, a partir del 2013, vienen desarrollando un programa de pesca responsable que, desde el 2015, cuenta con el apoyo sostenido de The Nature Conservancy (TNC), una organización no gubernamental que tiene sede en la capital del país, que ha estado trabajando con los extractores de mariscos de Ancón durante cuatro años, para entender e impulsar el manejo comunitario de sus zonas de pesca de manera más eficaz y provechosa.

El proyecto piloto está utilizando el conocimiento empírico de los marisqueros y la experiencia técnica de TNC para ayudar a las comunidades pesqueras, y finalmente a todo el país, a tomar decisiones para restaurar las pesquerías y mantenerlas viables en el futuro.

Fuente: andina.pe

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930