¿Qué hacer ante un varamiento de fauna marina?

Los varamientos de fauna marina ocurren a nivel mundial y la costa peruana no se encuentra ajena a ellos. En este escenario el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) asume un rol importante en el campo científico, interviniendo en la investigación, monitoreo y atención de estos eventos. A través de evidencia y análisis complementarios (necropsias, histopatología, toxicología, virología, entre otros), se ha logrado determinar en ocasiones las causas de muerte relacionadas a actividades antropogénicas o naturales. Sin embargo, debido a diversos factores, principalmente ambientales e inaccesibilidad a las zonas de ocurrencia, es frecuente no precisar con claridad sus causas. Asimismo, el Imarpe mediante diversas actividades, busca sensibilizar a la ciudadanía con el fin de que adopte una conducta responsable ante estos acontecimientos.

¿Qué son los varamientos de fauna marina?

Los varamientos de fauna marina son aquellos eventos que se producen cuando estos animales son hallados en la orilla del mar o flotando cerca de la costa, en un estado de incapacidad de retornar por sí mismos al medio natural.

¿Por qué ocurren los varamientos de fauna marina?

Los varamientos pueden ocurrir por causas naturales o antropogénicas (de origen humano).

Las causas naturales están relacionadas a la presencia de condiciones ambientales anómalas, ataques de depredadores o miembros de su misma especie, enfermedades de diversos orígenes, edad avanzada, entre otras.

Por otro lado, las causas antropogénicas: relacionadas a actividades humanas como la extracción de hidrocarburos, uso de sonares y sondas acústicas, vertimiento de toxinas y contaminantes, colisión con embarcaciones, captura incidental o dirigida, enredamientos en redes de pesca, pesca fantasma (redes abandonadas).

En ocasiones los lobos marinos, se acercan o descansan en las playas, lo que es interpretado erróneamente como un varamiento. Ante la duda, la ciudadanía debe comunicarse con la entidad competente, con el fin de que un especialista confirme si se trata de un varamiento.

¿En qué contextos se pueden incrementar las probabilidades de varamientos?

Los varamientos pueden incrementarse principalmente ante la presencia de condiciones oceanográficas anómalas que provocan cambios en la temperatura del mar, como los eventos de El Niño o La Niña. Durante estos periodos disminuye la disponibilidad de los recursos alimenticios, tanto para los depredadores superiores como para los pescadores, presentándose un mayor riesgo de interacción entre ellos. Este escenario podría ocasionar varamientos por causas antropogénicas relacionadas a la pesquería como son los enredamientos con redes de pesca, colisión con embarcaciones, entre otros. Hay que tener en cuenta que la disminución de disponibilidad de alimento, no permite que los animales conserven una buena condición corporal, haciéndolos susceptibles a contraer enfermedades infecciosas o parasitarias.

Cabe resaltar que la ballena jorobada Megaptera novaeangliae realiza migraciones anuales de zonas frías a cálidas. Por lo que es común observarlas entre los meses de junio a noviembre en el norte peruano provenientes de la Antártida. Durante esta temporada, los cetáceos se aproximan a las costas incrementando la posibilidad de interactuar con actividades como la pesca, el desplazamiento de barcos, entre otras, que pueden provocar su varamiento.

¿Qué hacer ante un varamiento?

Ante la ocurrencia de un varamiento, deberás comunicarlo a las autoridades competentes. Si observas un varamiento de cetáceos (ballenas, delfines y marsopas), como primera acción es fundamental contactarte con el Imarpe o escribir al WhatsApp 975 595 791.

Es importante que al momento de dar aviso del evento, puedas proveer información, como zona de varamiento y material audiovisual (fotos y vídeos).

¿Qué tipos de varamiento atiende el Imarpe?

El Imarpe es la institución responsable de atender los varamientos de cetáceos (mamíferos que habitan en el medio acuático) como son las ballenas, delfines y marsopas.

Especialistas del Imarpe, evaluarán las condiciones del evento y tomarán las medidas adecuadas y activarán los protocolos correspondientes de acuerdo a las características del evento.

¿Qué no hacer ante un varamiento?

Se debe evitar interactuar con un animal varado vivo o muerto, ya que la fauna marina también presenta patógenos que pueden ser transmisibles a los seres humanos y animales domésticos, poniendo en riesgo la salud pública.

Asimismo, mayormente los animales varados son de gran tamaño y el movimiento de algunas partes de su cuerpo – en el caso de cetáceos – como las aletas pectorales y cola, podría representar un riesgo para las personas y provocarles lesiones graves o la muerte.

Por lo general en una situación de estrés, como un varamiento, los animales no interpretan la intervención de los humanos como un intento por socorrerlos sino que reaccionan por instinto natural de manera brusca y lo consideran como una amenaza.

Fuente: gob.pe

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930