La sobrepesca y la pesca ilegal ponen en riesgo las reservas de pescado en el mundo entero

Los especialistas aseguran que la sobrepesca industrial es mucho más peligrosa que la contaminación por plástico.

Las primeras víctimas fueron las ballenas. A lo largo del siglo XIX, los humanos pescamos poblaciones enteras de ballenas para fabricar aceite de lámparas. Esto llevó a estos animales al borde de la extinción y la época será recordada como la primera vez en la que la pesca expansiva o sobrepesca industrial casi colapsa el sistema de océanos.

Pero en su momento las ballenas no fueron las únicas, ni tampoco lo son ahora. Diversas iniciativas internacionales a mediados del siglo XX montaron una industria pesquera industrial que rápidamente desplazó en buena medida a los pescadores artesanales y comprometió la salud de los mares.

La primera alarma se encendió en 1989. Entonces la industria pesquera sacaba 90 millones de toneladas de animales desde el océano cada año. Esto llevó a que toda la cadena de producción tocara fondo.

Entonces comenzaron las primeras regulaciones, pero, así y todo, la sobrepesca no es un problema saldado. En las últimas décadas, el consumo de pescado se duplicó a nivel global. Por lo que, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el 90% de las reservas de peces están sobreexplotadas o plenamente explotadas. Esto lleva a que las flotas pesqueras se adentren cada vez más profundo en el Mar buscando nuevas presas. Y acá es donde el problema se agrava.

Esta práctica es conocida como pesca esquilmadora y, según varios reportes internacionales, está perturbando el equilibrio biológico del agua. Al cazar también especies chicas, las más grandes se quedan sin alimento, además de que muchas veces estos organismos sirven como agentes reguladores de la salud de todo el océano. Este pez Loro, solo por dar un ejemplo, mantiene a los pocos corales que quedan libres de algas y tritura los corales muertos para producir hasta 100 kilos de arena cada año. Ahora, su especie está amenazada por la pesca porque quedan atrapados en las redes o son buscados como un plato de carne exótico.

Teniendo todo esto en cuenta, organizaciones internacionales reclaman un mayor control en la producción pesquera para que el océano siga siendo un aliado en la alimentación humana, como lo fue hasta ahora.

Fuente: Telemundo

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Nube de Etiquetas