FAO: El impacto de la COVID-19 en el sector pesquero podría extenderse en el largo plazo

La COVID-19 y sus “graves” efectos en el sector pesquero y acuícola están centrando en buena medida los debates que tienen lugar en el marco de la 34 reunión del COFI, el Comité de Pesca y Acuicultura de FAO, que se desarrolla hasta el viernes. Las delegaciones abordaron un nuevo informe sobre el impacto de la pandemia en la pesca del que se desprende que, una vez cerradas las estadísticas oficiales, se certificará un descenso en la producción pesquera y acuícola.

De entrada el informe indica que se “espera que el suministro de pescado, el consumo y los ingresos comerciales para 2020 hayan disminuido debido a restricciones”. Se espera una disminución en las capturas mundiales de la pesca salvaje debido la reducción del esfuerzo pesquero. En el caso de la acuicultura, el informe estima un descenso de la producción mundial del 1,3%, la primera caída registrada por el sector en varios años.

“La pandemia ha provocado una conmoción generalizada en la pesca y la acuicultura, ya que la producción se ha interrumpido, las cadenas de suministro se han interrumpido y el gasto de los consumidores ha sido restringido por varios bloqueos”, dijo la Directora General Adjunta de la FAO, Maria Helena Semedo, en el debate. FAO habla de cambios de “gran alcance” derivadas de las restricciones y prevé que muchas de ellos permanezcan “en el largo plazo”.

Si bien los alimentos en sí mismos no son responsables de la transmisión de COVID-19 a las personas, el informe enfatiza que cada etapa de la cadena de suministro de la pesca y la acuicultura es susceptible de ser interrumpida o detenida por restricciones de contención, que siguen vigentes en muchos estados en este arranque de año. Además, subraya que los precios de las principales especies bajaron año a año en los últimos ejercicios, a lo que no ha ayudado el cierre de restaurantes y hostelería.

Maria Helena Semedo aseguró que “el impacto ha sido significativo en los países en desarrollo”, especialmente en aquellos donde el sector es mayoritariamente “informal”, es decir no organizado y de carácter artesanal.

COLABORACIÓN SECTORIAL

Para frenar este impacto, FAO reclama que se minimicen las medidas disruptivas de restricción en la frontera sobre el comercio de alimentos, al tiempo que reclama a las organizaciones sectoriales y regionales colaboración “para gestionar la pesca y la acuicultura durante la pandemia, con medidas que apoyen la protección del empleo y aseguren una recuperación rápida del sector sin comprometer la sostenibilidad”.

En cuanto a los hábitos de consumo, y desde una perspectiva global, ha incrementado la demanda de congelados frente a un descenso de los frescos.

Foto: FAO

Fuente: Ip, Industrias Pesqueras

,

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930