España: ¿Por qué las sardinas son cada vez más pequeñas?

Las sardinas son cada vez más pequeñas debido a cambios en su dieta ligados a un cambio en el medio ambiente, reveló este lunes el Ifremer. Como eslabones esenciales en la cadena alimentaria del océano, las sardinas se encuentran entre los peces que más se capturan en el mundo siendo el puerto de Las Palmas históricamente reconocido por ello. Pero desde mediados de la década de 2000, su tamaño ha disminuido drásticamente, cayendo de 15 a 11 centímetros en promedio, según el Ifremer cuya investigación ha demostrado que ni la pesca, ni los depredadores naturales, ni un virus fueron el origen de estos cambios, sino más bien su dieta.

“Las imágenes de satélite muestran claramente una caída en la cantidad de microalgas a mediados de la década de 2000, hasta un 15%”, informa en un comunicado de prensa Jean-Marc Fromentin, investigador de Ifremer en Sète, que también informa una disminución en el tamaño del plancton células.

“Estas modificaciones resultarían de importantes cambios ambientales regionales, que darían lugar a una disminución de los nutrientes aportados por el Ródano, cambios en la circulación atmosférica y oceánica y un aumento general de la temperatura de 0,5 ° C en un promedio de 30 años en relación con el cambio climático”, sostiene Ifremer. En el marco de este estudio también se llevó a cabo un experimento sin precedentes por su escala en un ambiente controlado. Se distribuyeron un total de 450 sardinas en ocho tanques con el fin de probar el efecto del tamaño y la cantidad de alimento en su supervivencia, crecimiento y reservas.

“Nos sorprendió el efecto tan significativo del tamaño de la comida», señala Claire Saraux, ex investigadora de Ifremer y ahora en el Centro Nacional Francés de Investigaciones Científicas (CNRS), explicando que una «sardina que recibe comida pequeña debe tener un doble ración para crecer como una sardina con abundante alimento”.

Con alimentos de pequeño tamaño, la sardina consume a su presa por “filtración”, a través de sus branquias, lo que implica una natación sostenida durante un período de tiempo bastante largo. Con comida abundante, las sardinas devoran a sus presas una a una, lo que requiere un tiempo de natación sostenido mucho más corto y, por lo tanto, un gasto de energía menor. Las sardinas alimentadas en grandes cantidades con alimentos más grandes volvieron a un tamaño similar a las capturadas antes de 2008.

Fuente: Puerto928

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31