El Programa Mundial de Alimentos de la ONU, Premio Nobel de la Paz 2020

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (WFP, por sus siglas en inglés) ha sido elegido ganador este año del Premio Nobel de la Paz 2020, por sus esfuerzos en combatir el hambre en el mundo y, especialmente, en zonas de conflicto, “evitando el uso del hambre como un arma de guerra”. Con este galardón, el Comité del Nobel “desea volver los ojos del mundo hacia los millones de personas que padecen o enfrentan la amenaza del hambre”. “Hasta que llegue la vacuna [de coronavirus], la comida es la mejor vacuna contra el caos”, ha afirmado el Comité Noruego del Nobel en su anuncio este viernes en Oslo.

Este año, fuertemente marcado por la pandemia de coronavirus, el Comité -formado por cinco selectos miembros elegidos por el parlamento del país-, ha preferido finalmente al Programa Mundial de Alimentos de la ONU por encima de otros candidatos que también han sonado fuerte para uno de los Nobel más polémicos, como la jovencísima activista medioambiental Greta Thunberg, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su (polémica) gestión de la pandemia de covid-19, o el opositor ruso Alexei Navalni, quien hace menos de un mes fue envenenado con un agente nervioso.

“Actualmente, es clara la necesidad de cooperación multilateral”, ha anunciado el Comité, que también ha hecho referencia a la pandemia de coronavirus que afecta a todo el mundo, y la labor de WFP para “intensificar sus esfuerzos” con el repunte de víctimas del hambre propiciado por la pandemia, los confinamientos, las rupturas de cadenas alimentarias y la crisis económica fruto de la crisis.

No es la primera vez que una organización gana el Nobel de la Paz, en lugar de un individuo. En anteriores ocasiones lo ha ganado el Comité Internacional de la Cruz Roja (en tres ocasiones) u otras agencias de la ONU.

Según el deseo de Alfred Nobel, creador de los premios, el Nobel de la Paz debe reconocer a quienes hayan contribuido “a la eliminación o reducción de armamento, al hermanamiento de los pueblos y contribuir a la paz en el último año”.

Una instrucción que con el tiempo ha sido interpretada de manera más abierta, apuntalando entre otras la nominación de Greta Thunberg el año pasado (finalmente, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, se hizo con el galardón en 2019 por el proceso de paz con la vecina Eritrea). De hecho, el Comité Noruego ya ha entregado en ocasiones anteriores el Nobel de la Paz a activistas medioambientales, como en 2004 a la keniana Wangari Maathai o —compartido— al exvicepresidente estadounidense Al Gore en 2007, por sus “esfuerzos en propagar el conocimiento sobre el cambio climático creado por el hombre”.

Fuente: El Confidencial

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Nube de Etiquetas