BRASIL – ONG alerta sobre falta de monitoreo de la Pesca de Sardina

Desde el comienzo de la temporada de Pesca de Sardina, el pasado 15 de febrero, el sector carece de un monitoreo adecuado por parte del Gobierno, advierte la organización no gubernamental Oceana Brasil.

“El pico de los desembarques de la pesquería se produce exactamente durante la apertura de la zafra, que comienza cuando finaliza la veda. Por ello, no tener registros de esas descargas desde el inicio es fatal”, sentenció Mônica Brick Peres, Directora general de Oceana Brasil y Vicepresidente de Oceana Internacional.

De acuerdo con la ONG, los datos relativos a las descargas sólo son recogidos por instituciones estatales y privadas.

“Esas iniciativas son valiosas y los datos que tenemos de los últimos años vienen de esas recogidas”, continuó diciendo Brick Peres. “Sin datos, no es posible hacer un ordenamiento pesquero del principal recurso alimenticio marino que sustenta a la flota pesquera más moderna del país y genera miles de puestos de trabajo.”

Según la Asociación Brasileña de la Industria de la Alimentación, la industria de conservas de sardina mueve alrededor de BRL 1500 millones (USD 524 millones) al año.

Este recurso pelágico representa cerca del 22 % de toda la captura de peces marinos en la costa nacional. En 2013, las capturas de Sardina totalizaron 98.600 toneladas y en 2014, 100.000 toneladas.

Brasil también importa sardinas, que abastecen a alrededor del 10 % del mercado nacional.

Entre el 65 % y el 70 % de toda la Sardina capturada en el país se destina a la industria conservera, mientras que el resto se comercializa congelado y fresco.

Los mayores productores brasileños de Sardina se encuentran en los estados de Río de Janeiro y Santa Catarina, que concentran las principales sedes de la flota sardinera nacional.

Según Oceana Brasil, hay alrededor de 160 embarcaciones registradas y un número no determinado de barcos que operan sin registro.

La organización conservacionista recuerda que pesquería de Sardina colapsó entre 1999 y 2003, cuando las capturas cayeron de las 120.000 toneladas registradas en 1997 a entre 20.000 y 40.000 toneladas. Y destaca que gracias a la disponibilidad de datos generados por el monitoreo realizado en esa época, el problema pudo ser identificado y se tomaron las medidas que permitieron la recuperación de la población de Sardinas a partir de 2004.

La última recolección sistemática de datos relativos a la Sardina se efectuó entre 2013 y 2014, pero no fue realizada por el Gobierno sino por el proyecto de investigación ProSard, ‘Evaluación del impacto de la veda para la recuperación de la pesquería de Sardina verdadera en el Sudeste y en el Sur’, detalla Oceana.

El estudio fue financiado por la Universidad del Valle de Itajaí, la Fundación Instituto de Pesca del Estado de Río de Janeiro (Fiperj), el Instituto de Pesca, la Universidad de San Pablo, la Universidad Federal de Paraná y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, de Chile.

“Esperamos que la Sardina no precise entrar nuevamente en colapso y acabe en la lista de especies amenazadas para que vuelva a ser monitoreada”, recalcó Brick Peres.

FUENTE: Fis.com

, ,

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930