Barcos que practican pesca ilegal no podrán llegar a los puertos panameños

Panamá implementa sanciones internacionales, como parte de sus compromisos con varios organismos, entre las que figuran impedir que los barcos que pescan ilegalmente ingresen a puertos panameños y negar todos los permisos que soliciten.

Panamá prohibirá el ingreso a sus puertos a 169 buques que figuran en una lista internacional de implicados en pesca ilegal, no declarada o no reglamentada.

La lista fue confeccionada por el Organismo de Ordenación Pesquera, como parte de la lucha internacional que se realiza contra estos flagelos.

La sanción incluye además que el Estado panameño le negará a los buques que practiquen la pesca ilegal cualquier solicitud de licencia relacionada con la Marina Mercante de Panamá.

Igualmente, y en cumplimiento de normas internacionales, Panamá deberá negar cualquier solicitud a los buques identificados con banderas de países que hayan sido catalogados por la Unión Europea como no cooperadores en la lucha contra la pesca ilegal.

La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) sustenta estas decisiones en que se hace “urgente” e “indispensable” reforzar la lucha internacional contra la pesca ilegal.

Organismos internacionales sostienen que la pesca ilegal le está causando un daño irreparable y variado al sistema marítimo mundial.

También plantean los organismos internacionales que los barcos que practican la pesca ilegal dejan aparejos pesqueros en los mares que no solo son un peligro para las otras naves, sino que además afectan a especies marinas que quedan atrapadas en ellos. 

A nivel internacional se aplican medidas para detectar y sancionar a los barcos que realizan pesca ilegal y dejan aparejos abandonados en los mares. 

En ese sentido, Panamá avanza en la lucha para evitar que sus mares se conviertan en un basurero de aparejos de pesca abandonados, que pudieran poner en peligro a las diferentes especies marinas y al tránsito de naves, incluyendo las que hacen tránsito hacia el Canal de Panamá.

La Autoridad de Recursos Acuáticos (Arap) trabaja en ese sentido, luego de que Panamá se adhirió a las “Directrices voluntarias para la actuación del Estado del pabellón”, que dicta medidas para reducir el abandono de aparejos de pesca en los mares del mundo.

Con la anuencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Panamá ha sido un agente multiplicador de estas normas en Centroamérica, tomando en consideración que el 85% de los pescados y mariscos que se consumen en América Latina y el Caribe provienen de pescadores artesanales.

El documento al que se adhirió Panamá promueve que los Estados partes implementen controles para el marcaje de los aparejos de pesca, con el fin de que en caso de que sean abandonados o se extravien, sus propietarios sean ubicados para que se hagan responsables de los mismos.

Incluso, los países deberán establecer rutas de navegación “críticas” que compartirán con las empresas de cabotaje para que tengan conocimiento de las áreas que podrían representar algún peligro.

Fuente: Panamá América

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031