Dorado, Atún, Espada, Pargo, Corvina y otros, disminuyen en Mar de Ecuador

Las capturas de Dorado, Gacho, Banderón, Picudo, corvinas, albacoras, Bonito, Sierra y Murico han disminuido en los últimos cinco años. La situación empeoró desde hace dos años. Juan Benincasa, Presidente de la Asociación de Exportadores de Pesca Blanca, dice que los cambios de temperatura en las corrientes del Mar y las lluvias han provocado escasez de Dorado, Atún, Espada, Pargos, corvinas, entre otros desde el 2015.

El año pasado la producción bajó un 50% y las exportaciones disminuyeron un 30%, principalmente a Estados Unidos y Europa. Normalmente exportaban USD 120 millones al año, pero en el 2016 cerraron en 70 millones. La principal especie de exportación -el dorado- representó envíos por 2,1 millones de kilos a EE.UU, el año pasado, la mitad respecto al 2015.

Según Benincasa, esta situación incide directamente en la pesca blanca artesanal y afecta a quienes realizan esta tarea.

En los puertos artesanales de Manta y Jaramijó (Manabí), Santa Rosa (Santa Elena) y Esmeraldas los pescadores dicen que no hay pesca como en otros años. 15 000 embarcaciones se dedicaban a la pesca artesanal en el país.

Janine Plaza, bióloga responsable de la Inspectoría de Pesca en Esmeraldas, cree que la contaminación es otro factor que aleja a las especies marinas y dificulta su captura.

Según la Subsecretaría de Recursos Pesqueros, en las 167 comunidades pesqueras del perfil costanero se registra la captura de 40 000 toneladas de pesca al año, lo que genera USD 40 millones en exportación y USD 100 millones en el mercado local.

Para el representante de la Cámara provincial de la Pesquería de Esmeraldas, Rafael Vergara, la captura de Dorado, picudos, rabudas y tiburones ha disminuido considerablemente.

“Los cambios en las masas de aguas (calentamiento) y la falta de buenas prácticas pesqueras, como el irrespeto a las vedas para el apareamiento de las especies, impactan en una baja producción”, explica el biólogo Omar Montaño.

A lo largo de la costa ecuatoriana, la producción de la pesca blanca, entre diciembre y abril, aliviaba la economía de los pescadores artesanales, lo cual no ha ocurrido ahora. Por ejemplo, se capturaban dorado, langostinos y camarón. Los puertos principales de desembarque de estas especies son Esmeraldas, Manta, San Mateo, Puerto López, Santa Rosa y Anconcito.

Al año se pescan 12 071 toneladas de dorado, de las 40 000 toneladas de todo tipo de pescado que se produce. Este año, la irregularidad en la pesca se notó en las embarcaciones vacías, pese a que los pescadores navegaban hasta 200 millas para encontrar algo.

Esos viajes más lejanos encarecieron los costos de producción hasta en USD 800, antes se invertía la mitad. Hoy se compra más combustible para pesca artesanal y alimentación para faenar hasta por cuatro días, explica Lorenzo Martínez, pescador esmeraldeño. Byron López, responsable del Departamento de Pesca del Municipio de Jaramijó, dice que el 70% de los pescadores de esa zona se dedica a las pesca de gachos, picudos, pez espada, banderón, pero durante esta temporada apenas capturan lo mínimo.

Por eso, muchos de los pescadores han subido sus espineles a tierra, porque en los tres últimos meses las faenas se redujeron y esperan que las aguas mejoren, cuenta López. Por ese motivo, el pescador Julián Flores del puerto de Jaramijó suspendió toda labor de pesca de altura para buscar pesca de orilla (Bonito sierra, gualajos y bagres) para sostener a su familia.

Esa misma realidad se refleja en puertos de Santa Elena y Esmeraldas, que cuentan con una importante flota pesquera dedicada a la pesca de espinel, trasmallo y redes de hilo.

En el puerto artesanal pesquero de Esmeraldas, donde hay 700 embarcaciones destinadas para la pesca blanca, la mitad permanece acoderada en la dársena, debido a que los pescadores no quieren seguir arriesgando su capital.

Los dueños de las 50 bodegas dedicadas a la compraventa de pescado grande en Esmeraldas redujeron el personal. No se puede sostener una nómina de 10 trabajadores cuando la producción no mejora, explica Roddy Cedeño, armador pesquero. En las últimas semanas mejoró la pesca de albacora.

Las lanchas capturan entre 100 y 150 piezas en los puertos de Santa Rosa, Manta y Esmeraldas, señala Antonio Bonilla, gerente de la Cooperativa de Pescadores Artesanales La Libertad (Santa Elena).

En contexto La temperatura superficial del océano Pacífico frente a las costas ecuatorianas aumentó este año hasta en 4 grados. Esa anomalía alteró las condiciones climáticas del país, lo cual afectó al sector pesquero porque alejó a los peces de la franja costera.

Marcel Bonilla

Redactor (I)

marcel.bonilla@elcomercio.com

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
mayo 2020
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Nube de Etiquetas