Asipes: recursos pesqueros continúan recuperación en beneficio de pescadores artesanales e industriales

Nuevamente, el informe “Estado situación de Pesquerías de la Subsecretaría de Pesca”, correspondiente esta vez al año pesquero 2020, arroja muy buenas noticias para el sector en su conjunto, pues señala que las pesquerías siguen presentando signos de recuperación y cuatro de ellas pasaron de estar sobreexplotadas a encontrarse sanas y en plena explotación, según destacaron desde la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes).

Verónica Ceballos Barrón, gerente de asuntos públicos de Asipes, explicó que en la macrozona centro sur de Chile, el 75% de las pesquerías en las que tienen participación las empresas socias del gremio, se encuentran en plena explotación. “Estamos muy comprometidos con el cuidado de los recursos, porque pesquerías sanas es riqueza para el país hoy y para el futuro, así como trabajo para miles de familias del sector artesanal e industrial”.

Desde el gremio destacaron que en Chile seis de diez peces están en manos del sector artesanal, que le reportan un valor cercano a US$ 2 mil millones anuales. Si bien existen pesquerías compartidas entre ambos sectores como la sardina-anchoveta, el jurel y la merluza, la gran mayoría como la jibia, lenguado, corvina, sierra, cojinoba y otras, así como recursos bentónicos, como algas, moluscos y algunos crustáceos son de manejo exclusivamente artesanal a lo largo de todo Chile.

Según analizó Monserrat Jamett Leiva, jefa de sustentabilidad de Asipes, “es destacable el cambio de estatus favorable de la Anchoveta (V – X), uno de los recursos pelágicos más importantes para la pesca artesanal del Biobío. Su biomasa total aumentó en un 41% con respecto al 2019, llegando a su valor más alto en los últimos 10 años. Esto le permitió alcanzar un estado de plena explotación”.

Dijo también que, por otro lado, el jurel, principal pesquería industrial de la zona centro sur, que cuenta con certificación internacional de sostenibilidad, sigue mostrando una recuperación continua, con una tendencia creciente de su biomasa. “Esto reafirma la adecuada gestión que se ha realizado en los últimos años”, puntualizó.

Verónica Ceballos señaló que “hoy trabajan más de 6.500 personas en la pesca industrial y más de la mitad de ellas son mujeres y jefas de hogar. Producto del buen estado de los recursos y el compromiso con sus colaboradores, ninguna empresa socia se ha acogido a la Ley de Protección del Empleo, por lo que nadie ha sido desvinculado producto de la emergencia sanitaria”.

La Jefa de Sustentabilidad de Asipes explicó que “lamentablemente, la merluza común sigue encontrándose en estado de sobreexplotación, con algún riesgo de agotamiento. En los últimos años, esta pesquería ha mostrado leves signos de recuperación, pero en el crucero efectuado en agosto de 2020 se muestra una desaceleración de este proceso. Los objetivos de manejo no han sido suficientes para lograr la recuperación de este recurso, debido al alto nivel de pesca ilegal al que está sometido, principalmente en la región del Maule”.

Otro tema muy interesante es que las empresas socias de Asipes (Blumar, Camanchaca, FoodCorp, PacificBlu y Landes) más Orizon, que operan en la macrozona centro-sur, han destinado el 75% de sus capturas a consumo humano directo. Si a eso se suma la harina de pescado que producen las plantas pesqueras y que tiene destino la alimentación de animales y peces de cultivo, el aporte de la pesca industrial a la cadena alimentaria nacional es estratégico y fundamental, en tiempos de pandemia y crisis como las que vive el mundo, argumentaron desde la organización.

Fuente: aqua.cl

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930