Inicio / Noticias / Silencio Complice: Ante tanta evidencia de Contaminación en Sechura
Silencio Complice: Ante tanta evidencia de Contaminación en Sechura

Silencio Complice: Ante tanta evidencia de Contaminación en Sechura

Trascurren los días, los meses y los años de manera imparable, y los acontecimientos que han venido suscitándose, producto de las luchas sociales por defender su entorno medio ambiental, van formando parte de la historia, sin que los responsables de implementar y hacer efectivas las recomendaciones técnicas, así como de hacer cumplir las normas que protegen al Ser Humano como Fin Supremo, hagan algo por mitigar los efectos negativos de la contaminación generada por el hombre y sus actividades industriales que desarrolla en la Bahía de Sechura.

Es algo ilógico, que ante tanta evidencia, las empresas contaminantes no traten de reconocer sus faltas que van en desmedro de la salud de la Tropósfera, el Mar adyacente, y la Zona Territorial, alterando los ecosistemas y los ciclos biogeoquímicos, que definitivamente afectan la productividad primaria y los procesos tróficos que se producen en esta zona tan rica en Biodiversidad Marina, y que a la vez permite el desarrollo de actividades pesqueras y acuícolas que permiten el desarrollo socioeconómico no solo de la población de la zona, sino también de la región y del País.

Es inexplicable que empresas que generan riqueza y bienestar a otros países, no quieran invertir de manera solidaria y responsable parte de los 800 millones de dólares que significan los embarques de aproximadamente 4 millones de toneladas métricas de fosfatos que anualmente efectúa la empresa VALE, en proyectos que mitiguen estos impactos en la zona marino -costera; me pregunto: ¿Cómo podrían sentirse países como Brasil y Japón, a quienes esta empresa representan, caracterizados por ser líderes de la defensa del medioambiente, el ecosistema y la salud de la humanidad?, porqué, se les hace difícil entender que no necesitan de la fuerza legal o de los impulsos naturales violentistas de una población que se siente engañada con los ofrecimientos consignados en un documento llamado EIA que deja de tener valor, si este no es adaptado a la realidad, una vez que vieron que necesita ser actualizado, básicamente en determinados procesos técnicos y tecnológicos que no sean capaces de contaminar el entorno medio ambiental, ni perjudiquen la cadena trófica del Ecosistema Marino costero, al estar bombeándose 60 mil metros cúbicos diariamente de agua de mar, conteniendo millones de huevos, larvas, post-larvas, alevines de peces y mariscos, así como fito, zooplacton, macroplancton, etc., qué impuesto pueden pagar al ecosistema, a través de sus efectados, pescadores y maricultores, por este impacto que hacen como parte de sus procesos productivos. ¿Acaso denunciando posibles intereses personales de determinados Dirigentes, podrán solucionar este daño?, y dejarán de ser observados por todos lo mal que están haciendo al encapsularse en su propia realidad, o es mejor sentarse a dialogar voluntariamente con la representación civil para llegar a buenos acuerdos y seguir trabajando por muchos años más en forma armoniosa con sus vecinos y el ecosistema.

Quisiera señalar que mediante Oficio N°0620-2011-2012/DC-LHN-CR, de fecha 18 de enero del 2012, el señor Congresista de la República, presentó ante el señor Daniel Abugatás Majluf, Presidente del Congreso de la república, de aquel periodo, el documento titulado: “Informes de las Actividades de Representación”, destacándose lo señalado al inicio del mismo, en su numeral 3, que bajo el subtítulo: “Reunión en Caleta de Puerto Rico”, el día lunes 26 de septiembre del 2011, entre otros puntos señala:

a. Alta contaminación ambiental en las aguas marinas que bordean la caleta, producto de los desechos que vierten las fábricas procesadoras de productos hidrobiológicos existentes en la zona: COPEINCA, DIAMANTE y JPK (debió decir JPQ) y también de los barcos que transportan los fosfatos para la empresa VALE DO RIO DOCE que vierten sus desechos en área cercana a la Caleta sin respetar la distancia reglamentaria;
b. Alta contaminación del aire producto del transporte y embarque del material de fosfatos en el muelle, que en los días de embarque se hace irrespirable el ambiente, dado que esta operación se hace sin las medidas de protección necesarias, como por ejemplo los vehículos que trasladan el producto del campamento a la zona de embarque lo hacen con la tolva sin protección”..entre otros.

Me pregunto , ¿Qué se hizo con este Informe?, ¿ A quiénes se les derribó para que se efectúe las acciones que correspondían?….ya han pasado 2 años y la cosa sigue peor, si a nivel de los Padres de la Patria no se logra nada, ante quiénes tendríamos que recurrir para que se cumpla con las leyes emitidas por el propio Estado.

Por. Ing. Oscar Eduardo Díaz Mendoza

FUENTE: Sechuravirtual.com

Acerca de Peru Pesquero

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Scroll To Top