Flota china ingresa masivamente a Perú ante anuncio del ministro de la Producción de ponerle fin a ingresos sin control satelital

Mientras que el Ministerio de la Producción elabora una normativa para minimizar los riesgos de la pesca ilegal de flotas extranjeras que pescan pota en el límite del mar peruano, los ingresos de estos barcos a Perú no solo continúan, sino que se intensifican.

En lo que va del año, se han registrado un total de 70 arribos de barcos chinos a Perú, muchos de ellos con oscuros antecedentes de pesca ilegal y abusos de derechos humanos hacia sus tripulantes.

El pasado 26 de junio, Sergio González, titular del Ministerio de la Producción (Produce), anunció recientemente que su sector adoptará una postura más severa en la lucha contra la pesca ilegal en nuestro litoral marítimo.

Como primer paso, indicó que se emitirá un Decreto Supremo que exigirá que cualquier embarcación extranjera que quiera ingresar al Perú cuente con el dispositivo satelital del gobierno peruano (SISESAT), independientemente del motivo de su ingreso.

A pesar de que este importante anuncio podría marcar un hito en el combate contra la pesca ilegal, la realidad reciente muestra un panorama cada vez más favorable a facilitarla.

Según información de fuentes oficiales, en lo que va del año se ha registrado un total de 70 arribos de naves extranjeras, principalmente de bandera china, en los puertos de Paita, Chimbote, Callao y Paracas, las cuales carecían del sistema de control satelital que exige la ley.

Para Elsa Vega, presidenta de la Sociedad Nacional de la Pesca Artesanal, SONAPESCAL, el año pasado, en estas mismas fechas, teníamos una cifra de ingresos considerablemente menor a la que hoy nos indican las autoridades. Es decir, hemos empeorado.

“Ante esto, estaremos vigilantes a que no se repitan los errores de gestiones anteriores y esperamos que finalmente se implementen los cambios positivos que las autoridades han venido prometiendo. Necesitamos medidas concretas ahora para proteger nuestras aguas y a nuestros pescadores. Si no actuamos de inmediato, esta situación solo va a empeorar”, sentenció Vega.

En agosto de 2023, diversos medios revelaron cómo estos barcos anunciaban que arribarían para cambiar tripulantes y renovar certificados, pero luego de ser fiscalizados por Produce y ante la falta del equipo satelital SISESAT, se dirigían a los astilleros para ser reparados. Esto demostró la existencia de un modus operandi para burlar los propios controles del Estado peruano.

Según Marine Starboard Intelligence, una plataforma que permite identificar la posición en tiempo real de los barcos a través de su sistema anticolisiones, actualmente hay 10 barcos en territorio nacional, ya sea desembarcando tripulantes, renovando certificados o en tránsito después de recibir estos servicios.

Además, tres buques de bandera china, el Jin Hai 858, Ning Tai 35 y Pu Yuan 816, que ingresaron los pasados 4, 5 y 21 de junio respectivamente, aún están recibiendo mantenimiento en el astillero de la Marina de Guerra del Perú (SIMA – Chimbote).

El mes de junio ha sido un mes significativo para el arribo de barcos con claros indicios de pesca ilegal. Barcos como el Lu Yan Yuan Yu 007, Wei Yu 19 y Ning Tai 62 ingresaron este mes a los puertos del Perú y, según The Outlaw Ocean Project, tienen antecedentes de apagar su sistema anticolisiones por largas horas o incluso días. En el caso del Hua Li 19, se reporta que ingresó a las aguas de Argentina sin autorización en cuatro oportunidades.

Además, según REDENAVES de la Autoridad Portuaria Nacional, se tiene previsto – en cualquier momento – el arribo del barco Ning Tai 3, un barco que acostumbra a apagar su sistema anticolisiones para evitar ser rastreado. Se ha reportado que apagó su AIS durante 23 días para evitar ser rastreado, opacando así la posibilidad de conocer su posicionamiento, lo cual es una práctica común en aquellos barcos involucrados en prácticas ilegales.

Para Alfonso Miranda Eyzaguirre, presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias, el ingreso irregular de las flotas extranjeras ha generado una alta tensión en el sector extractivo y procesador.

Por ello, recalcó que es importante el anuncio que hiciera hace días la actual gestión del Produce para ponerle fin a este problema de transparencia.

“Vivimos en un contexto en el que es inevitable la presencia de la flota extranjera china frente a nuestro mar, en aguas internacionales. No obstante, en aras de una buena convivencia, se deben reforzar los controles y no ser tolerante ante la infracción de las normas nacionales e internacionales, con mayor razón en casos como el que vemos en estos días con casi 200 barcos chinos pescando pota a 230 millas de Paita. Urge extremar la vigilancia electrónica y el patrullaje naval en esa zona”, sentenció.

Se espera que, ante el nuevo anuncio que hiciera el ministro González, dicha flota instale a la brevedad del plazo los SISESAT para materializar, finalmente, un compromiso con la transparencia y el respeto a las normativas peruanas.

“Este enfoque no solo protegerá el mar peruano de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), sino que también contribuirá a mantener una buena relación bilateral y a posicionar al Perú como líder en la gestión sostenible de recursos pesqueros”, finalizó Miranda Eyzaguirre.

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031