Científicos alertan de migración de especies marinas a aguas más frías

Alerta de la comunidad científica al sector pesquero. El cambio climático está ocasionando que las especies marinas se trasladen a aguas más frías y que aquellas que ya migran habitualmente adelanten la fecha de su viaje. Esta lectura se ofreció ayer en Vigo-España durante el Congreso Internacional sobre Cambio Climático y pesquerías que reunió a autoridades pesqueras de 20 países de todo el mundo, entre ellas 9 ministros de Pesca (Argentina, Marruecos, Sudáfrica, Namibia, Mozambique, Camerún, Guinnea-Bissau, Fiji e islas Mauricio).

En la primera ponencia -a cargo de John Pinnegar, Director de cambio climática de Cefas en Reino Unido- se abordaron los 24 puntos calientes del planeta en los que la temperatura del Mar está subiendo a mayor velocidad. Concretamente, en los últimos 50 años la temperatura de los océanos se ha incrementado 1,4 grados. Esto tendrá un “impacto en el hábitat y la disponibilidad de peces”.

El científico señaló que algunas de las especies analizadas se han desplazado 277 kilómetros en una década y que están adelantado el periodo de migración cuatro días por década. La zona más afectada por el cambio climático serán los trópicos (que agrupan el 20% de la producción mundial), especialmente los países ubicados en el golfo de Guinea (como Senegal, Guinea o Costa de Marfil), caladeros en los que faena tradicionalmente la pesca gallega, que sufrirán caídas de más de un 40%, mientras en el norte crecerán entre un 30% y un 70%.

Este efecto también llegará a España. El científico Guillem Chust, investigador del instituto vasco Azti, mostró los resultados de una investigación por el cual a mediados de siglo la Caballa habrá dejado de desovar en el cantábrico, zona VIIIc FAO, mientras que su hábitat natural se está al norte a un ritmo de 80 kilómetros por década. Además de la temperatura, John Pinnegar señaló los problemas de la acidificación de los océanos, causada por el aumento de los gases de efecto invernadero. La principal consecuencia de esta reducción en el PH del agua es una mayor mortandad de bivalvos o crustáceos, con las graves consecuencias económicas que esto traería a Galicia.

El responsable del proyecto Ceres (“cambio climático y recursos acuáticos europeos” por su acrónimo en inglés), Myron Peck, analizó la tendencia en dos especies propias de España, la Sardina y el bocarte (Anchoa), sobre las que aseguró que hay evidencias de que algún día llegarán al Mar del Norte; y aseguró que el Bacalao de Gran Sol -de importancia comercial para Galicia- podría desaparecer mientras en Bares tendrían por encima de sus capacidades de pesca.

Este ponente pidió una implicación de la industria pesquera, a través de una mayor eficiencia energética, la reducción del esfuerzo pesquera y continuar con el desguace de flota para hacer frente a este rento que se presentará en los próximos cincuenta años. Peck también reflexionó sobre que la actual política de obligación de desembarque de especies podría tener “consecuencias involuntarias” como el cierre completo de la pesquería de las especies demersales en el Mar del Norte.

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

Síguenos en Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar
octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Nube de Etiquetas