Carta Notarial de COPEINCA, firmada por Javier Mundaca Calderón de la Barca

Respuesta de PERUPESQUERO

 

Acusamos la Carta Notarial de COPEINCA con fecha 17 de marzo, firmada por el Gerente de Gestión Humana, Javier Mundaca Calderón de la Barca, misma que reproduciremos en todo su contexto, para que la opinión pública, pueda leer, analizar y sacar sus conclusiones; pues si con éste documento tuvieron la intención de aclarar lo publicado por PERUPESQUERO, sobre el “millonario desvío de dinero” de la mencionada pesquera, sus argumentos en vez de convencer han dejado muchas más dudas.

Toda publicación hecha por nuestro medio, digital e impreso, se basa en documentos que publicamos como prueba del artículo o denuncia periodística, para precisamente no caer en la irresponsabilidad que sustenta el señor Mundaca, que de todo lo expuesto en su extensa carta, se nota una seria contradicción; primero, nos acusa de publicar inexactitudes carente de sustento, y luego acepta que son temas y documentos de índole interno, pero que no debieron ser expuesto por nuestro medio sin su autorización; para después “EXIGIRNOS” no sólo rectificar, sino también “CONMINA” a que PERUPESQUERO reconozca que mentimos.

Pero, detallemos, COPEINCA dice: “Dichas publicaciones se basan en una interpretación errada de hechos ocurridos en nuestra empresa, resultando en un atropello a nuestra imagen corporativa y una afectación del prestigio de nuestros funcionarios y colaboradores, ya que la información es exhibida en “PERUPESQUERO” con cariz de rumor y de forma irresponsable sin acreditar fuentes y presentando imputaciones sin fundamento”.

No señor Mundaca, nada de errada interpretación, la carta enviada por su representada ¿es inexacta en su contenido, linda en rumor, no es una fuente oficial? Porque, dicho sea de paso, sale de la empresa, ¿verdad?, ¿qué es más irresponsable, publicar u ocultar? Argumenta afectación en el prestigio de sus funcionarios y colaboradores; vaya, parece no darse cuenta que, para que exista estas irregularidades gravísimas, habría ocurrido complicidad de algunos de sus funcionarios; ¿es imputación sin fundamento, señalar la auditoría como prueba de los pagos irregulares? ¿No tienen veracidad a éstas alturas, las declaraciones de los pescadores “beneficiados”, o sólo cuenta lo que usted alega en su carta notarial? Aquí hay otra cosa y más grande.

Sigamos: “Por si fuera poco, la información de esas publicaciones es ampliada en la página web de “PERUPESQUERO” el día 13 de marzo, donde no sólo brinda detalles del inexistente “desfalco”; sino que añade que un desvío sistemático del dinero “que por producción ingresa a la empresa” tendría “sumidos en la impotencia a funcionarios de COPEINCA”, en el marco de las tratativas para la asociación en participación que mantiene con la pesquera HAYDUK”. Rechazamos contundentemente esta aseveración malintencionada a apócrifa, carente de sustento alguno”.

Primero, ¿es inexacta la versión de asociación en participación entre HAYDUK y COPEINCA? Entonces ¿Cómo denomina usted, al salvataje económico que les hizo HAYDUK, al adquirir su producción para impulsar su exportación tal como lo mencionó, el Presidente del Directorio de esta pesquera Walter Martínez (undercurrent news, 25 set. 2017)? Porque habría que recordarles que como grupo pesquero, su representada mantiene intervenciones por diferentes entidades bancarias de los Estados Unidos.

¿Es inexistente la versión de la auditoría realizada, en la que se encontraron gravísimas irregularidades, incluyendo cuentas diversas de terceros? Sería bueno que las revise y las vuelva a revisar, recuerde que dicha auditoría se hizo al área de GESTION HUMANA, QUE USTED GERENCIA, según la carta notarial enviada a nuestra redacción. Aquí hay otra cosa y más grande.

Ahora, ojo con esto, Mundaca; usted indica que los hechos a los que alude la carta exhibida en nuestra publicación, es un documento interno enviado a algunos de sus colaboradores, (como son llamados ahora) que incurrieron en faltas graves de carácter laboral, con un procedimiento disciplinario que sólo les concierne a las dos partes, es decir empresa y trabajador, (ya no es colaborador) y que ha sido publicada sin autorización de su representada, incluyendo todo el contenido y logo de la empresa, y que por lo tanto, infringimos diversas normas, reservándose el derecho de hacer las denuncias correspondientes, en las instancias judiciales y administrativas pertinentes.

Sólo de éste párrafo, se puede evidenciar una clara “desesperación” de su parte, por desvirtuar o quizás “ocultar” hechos que a la par perjudican a su empleadora; las cartas a las que usted alude, dejan de ser de carácter interno, desde el momento que fueron enviadas vía notarial a los “colaboradores y estos las entregaron a sus abogados.

Además, no existe norma alguna para que cualquier medio de comunicación denuncie públicamente hechos irregulares, amparado en documentos que pretenden “ocultar” bajo el argumento de “ser de carácter interno”; por si fuera poco, aducir que podrán iniciar, uno, acciones administrativas, como si quienes laboramos en este medio fuéramos empleados de COPEINCA y dos, accionar judicialmente, que dicho sea de paso están en todo su derecho de hacerlo y nosotros defendernos. Lo irónico será que nuestra defensa será con las mismas pruebas que la empresa pretende desvirtuar.

Más detalles; dice también su misiva, que la auditoría de octubre del 2017, que permitió iniciar sanciones internas a los “colaboradores” fue gestada por la propia empresa y que el número de trabajadores involucrados y los montos asignados alcanzan CIFRAS INFIMAS PARA LA EMPRESA, tratando con ello de minimizar el desvío de dinero indicado en el artículo periodístico; para finalmente EXIGIR, bajo amparo legal, ¿? RECTIFICAR lo publicado, RECONOCER que los hechos fueron tergiversados y que solo se trataron de índole laboral, que NO HAY FUNCIONARIOS COMPROMETIDOS, QUE LA AUDITORIA MENCIONADA FUE PROPIA Y QUE LOS MONTOS INVOLUCRADOS NO SON MILLONARIOS.

No sé si usted, señor Gerente del área de Gestión Humana de COPEINCA, Javier Mundaca Calderón de la Barca, tiene la más mínima idea de lo que indica los dos últimos párrafos de la notarial que rubrica; realmente es sorprendente, e incidimos en que denota una visible desesperación por tapar algo; ¿qué auditoría no se hace a requerimiento de la propia empresa, cuando ve que existen indicios de irregularidades?, salvo que sea una institución pública para que tome cartas en el asunto la Contraloría.

Increíble, que un funcionario de su nivel, que gerencia un área importante de una empresa privada como COPEINCA, pueda manifestar con total desparpajo, que los trabajadores involucrados y los montos indicados en la nota del escándalo, son pequeños y de poca importancia para la empresa que también es su empleadora, ¿puede usted asumir de poca importancia que un aproximado de 16,800 soles, hubieran sido desviados a 10 “colaboradores” que cobraron sin trabajar? Y eso que no serían solo 10 ¿sabe la alta gerencia de su empleadora, lo que usted piensa de los pagos irregulares, que mínimos o no, es parte de los ingresos de la empresa? ¿Se ha dado cuenta del harakiri que se está haciendo con su carta notarial?

Para culminar señor Mundaca, aparte de rechazar la forma de conminar a aceptar algo que no está dentro de la política de nuestro medio, como pretende en su notarial; sería bueno que explique sobre la lista de trabajadores que ya no tienen vínculo laboral con su representada y que se encuentra ahora publicada en COPEINCA; ¿o también son documentos internos?, seguiremos.

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

Síguenos en Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar
abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Nube de Etiquetas