Atún rojo en Canarias: Piden mayor vigilancia a buques de Senegal, China y Corea

Aunque realmente el problema en las islas la produce la flota colonial vasca, que usa Canarias como su patio trasero pesquero, los productores de atún de Canarias se encuentran pendientes esta semana la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) celebrará desde el 15 hasta el 23 de noviembre su negociación anual, en la que naciones de todo el mundo decidirán sobre la pesca de especies cruciales para Canarias como los atunes tropicales, el bonito, atún rojo o el marrajo.

Opagac y la ecologista WWF han reivindicado que se exija el 100 % de cobertura de observadores (humanos y electrónicos) a bordo, requisito que ya cumplen los cerqueros españoles. Otra especie que acaparará la atención de ICCAT será el marrajo, con una propuesta sobre la mesa para establecer un plan de recuperación que frene la sobrepesca.

La CE aboga por programa de recuperación, con medidas para limitar la mortalidad, vedas temporales y restricciones. Por otro lado, ICCAT abordará las capturas del bonito, con progresos en el norte y una nueva alerta sobre su situación delicada en el Mediterráneo. El director general de la patronal europea Europêche -armadores y cofradías- defiende que en el atún tropical se controlen más los barcos de Senegal, China, Corea o Brasil, “que superan el TAC y no informan de sus capturas”.

Respecto al marrajo, Europëche lamenta las campañas de las ONG y asegura que la flota española actúa para evitar su extinción y “arrimará hombro” aunque se están debatiendo medidas “contraproducentes” para recobrar esos escualos, como la idea de descartar y tirar al mar capturas de ejemplares muertos.

Los 57 socios de ICCAT -entre los que se encuentran la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Brasil, Marruecos o Japón- celebran virtualmente su primera asamblea anual tras la pandemia, que en 2020 obligó a prolongar cuotas y dificultó la gestión pesquera. Entre las especies en juego destaca el atún rojo del Atlántico oriental y del Mediterráneo, de interés para Canarias -España es el país europeo con mayor cuota- pero según fuentes del sector es previsible que no varíe su cuota para 2022.

Por el contrario, las medidas para los atunes tropicales y el marrajo serán los puntos fuertes de la negociación. El atún rojo oriental, que durante muchos años ha sido la pesquería “estrella” de ICCAT es un ejemplo de recuperación y, de hecho, entre la flota española cunden las demandas de incremento de cuota, parafraseadas incluso por el Gobierno.

Los científicos recomiendan mantener el Total Admisibles de Capturas (TAC), actualmente de 36.000 toneladas (6.100 para España) mientras se avanza en un modelo de gestión que supondrá en el futuro fijar sus capturas de forma automática y técnica.

Por otro lado, han crecido las peticiones de capturas por parte de muchos países sin registro de capturas, pero la Comisión Europea (CE) -en nombre de la UE- defenderá que se mantengan los criterios de reparto porque cuando la especie estaba en estado delicado “muchas flotas hicieron sacrificios”, según un borrador de posición al que ha tenido acceso Efeagro.

Por el contrario, los socios de ICCAT discutirán medidas para mejorar la conservación de atunes tropicales (rabil o patudo) sometidos a mayor presión. En relación al patudo, la última evaluación de 2021 arroja datos positivos inéditos desde años, tras las sucesivas reducciones de TAC hasta 62.500 toneladas en 2020 (7.000 para los barcos españoles), según explica el director general de la patronal europea Europeche, Daniel Voces.

Por ello, la flota solicita que ese TAC se eleve a 75.000 toneladas, porque “hay margen de maniobra”. Asimismo, los armadores atuneros agrupados en Opagac han solicitado que se reduzca de tres a un mes la prohibición de la pesca con dispositivos concentradores de peces (FAD, por sus siglas en inglés) empleados por los cerqueros.

El responsable de pesquerías de WWF en España, Raúl García, ha destacado el caso de éxito del atún rojo y ha abogado por evitar “una guerra” con las claves de reparto; WWF reclama control de su comercialización para impedir el fraude.

García se ha mostrado optimista ante la posibilidad del plan de recuperación del marrajo, pesquería sobre la que, admite, la Administración y la flota española están aplicando medidas, pero “en el mercado se sigue viendo” género del Atlántico sur o del Índico. Además, WWF ha pedido que no varíe el TAC del patudo y actuaciones para revertir los problemas del bonito del Mediterráneo.

Fuente: puertos 928

Sin etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Dejar Comentarios

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín electrónico para obtener consejos útiles

[mc4wp_form id="887"]
enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31